Actualizado el: 20-10-2017

La Comisión de Ocupación y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo ha aprobado el Informe, a iniciativa del Eurodiputado del PSC Javi López, sobre el combate contra las desigualdades económicas como condición para crear ocupación y crecimiento, con 37 votos a favor y sólo 5 en contra.

Javi López, como ponente designado por el Parlamento Europeo ha liderado la tarea, se ha mostrado muy optimista al valorar los resultados conseguidos con la aprobación del Informe: “Hoy, el Parlamento ha dado un paso definitivo para hacer que las Instituciones Europeas pongan por primera vez la lucha contra la desigualdad económica en el centro de sus políticas, no sólo sociales sino también económicas”.

El Informe aborda desde diferentes vertientes un problema que requiere un diagnóstico complejo sobre el origen y las consecuencias de la desigualdad. A la vez se proponen medidas tanto a nivel europeo como nacional, y una guía integral para abordar la problemática tanto a corto como largo plazo.

Entre las medidas que se han aprobado en la Comisión, y que está previsto que se aprueben definitivamente al Plenario del Parlamento Europeo en Estrasburgo el próximo mes de noviembre, destacan:

La introducción en el Semestre Europeo (que es el instrumento de coordinación de políticas económicas que la UE utiliza para controlar la actuación económica de los Estados miembros y recomendarles medidas para corregir su déficit), la evaluación de la desigualdad en Europa, vinculando las políticas económicas con las sociales.

Se ha encargado a la Comisión un estudio sobre la creación a nivel nacional de Programas de Garantía de Ocupación Pública a los trabajadores parados que no encuentren trabajo.

Insistir en la necesidad que la UE haga factible la creación de un Subsidio de Paro Europeo que complemente los sistemas nacionales.

Asegurar que no sólo los Estados pero también las Instituciones Europeas garantizan los derechos fundamentales de los trabajadores y específicamente el derecho a la negociación colectiva.

Insta la Comisión a que alargue y mejore las previsiones de fondos y la cobertura de la Garantía Juvenil así como que garantice que los Estados miembros ofrezcan educación de 0 a 3 años de acceso universal y asequible para todo el mundo.

Garantizar la creación del Programa de Garantía Infantil que los socialistas europeos hemos promovido desde hace años, porque todos los niños en situación de pobreza o exclusión tengan derecho de forma gratuita a servicios como la educación, la sanidad y derecho a la alimentación y a una vivienda dignas.

Reafirmar la posición del Parlamento sobre la necesidad de tener una Directiva Marco sobre un programa común de renta mínima garantizada a todos los Estados miembros.

Finalmente se le ha encargado a la Comisión que realice un estudio sobre cual seria el índice salarial para mantener una vida digna, estimando el coste de la vida y los ingresos aproximados necesarios a nivel nacional y regional si hace falta, para satisfacer las necesidades básicas de la familia.