El Parlamento Europeo aprueba el Informe de las Directivas sobre la calidad del aire

El eurodiputado socialista Javi López ha pedido “una aplicación más eficaz, la mejora de la representatividad y transparencia de nuestra red de monitoreo, así como la revisión de los estándares de calidad del aire de la UE en línea con las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las últimas recomendaciones científicas”. Así se establece en su Informe de implementación de las Directivas sobre la calidad del aire ambiente, aprobado por la Comisión de Medio Ambiente y Salud Pública (ENVI) del Parlamento Europeo. “Tenemos que reducir urgentemente la contaminación del aire, que sigue provocando cerca de 400 mil muertes prematuras en Europa cada año, y tiene también efectos devastadores para el medio ambiente. La UE no puede permanecer impasible”, ha señalado Javi López.

El texto ha salido adelante con 43 votos a favor, 33 en contra y 3 abstenciones. “Es lamentable que la derecha, con su voto en contra se oponga a proteger la salud de millones de europeos”, ha dicho el ponente del informe.

En él, reclama a la Comisión Europea que la nueva legislación impida “revertir políticas y medidas locales que hayan probado ser efectivas en la mejora de la calidad del aire sin una justificación profunda o una evaluación”. “Manifestamos el rechazo a políticas de Gobiernos locales, como el de Madrid, que por motivos oportunistas toman decisiones que perjudican la calidad del aire”, ha dicho Javi López.

El eurodiputado señala también que “los estándares se incumplen de forma sistemática, y por eso el texto pide una mejor implementación de la legislación, especialmente en el establecimiento de las estaciones de monitoreo y en la capacidad de obligar a los Estados a cumplir con lo establecido en la normativa europea”. Además, “proyecta la necesidad de una nueva política urbana relacionada con la movilidad, que fomenta el uso del automóvil eléctrico, y da prioridad al viandante o la bicicleta. En definitiva, un nuevo modelo de ciudad que tenga en cuenta la calidad del aire”, ha subrayado el ponente del informe.

El texto apuesta por extraer lecciones de lo vivido durante la pandemia de la COVID-19, cuando el parón provocado por las medidas de confinamiento dio “lugar a reducciones significativas de las emisiones de contaminantes atmosféricos”. “Tenemos que incluir las lecciones aprendidas de la pandemia a la hora de diseñar nuevas políticas, y situar la lucha contra la contaminación atmosférica en el centro del plan de recuperación de la Unión”, señala el informe.

 

Introduce tu búsqueda y pulsa Entrar